2 de febrero, día de la Candelaria

El Día de la Candelaria llegó y los tamales no se hicieron esperar estando desde temprano en las mesas de las familias mexicanas.

Es importante destacar que durante el Día de la Candelaria que se celebra año con año, las familias acostumbran a comer tamales, ya sea cocinados por ellas o comprados en algún sitio de su preferencia, también hay quien continúa con la tradición y viste al niño Dios para llevarlo a la iglesia, bendecirlo y esperar de nuevo la navidad para continuar con esta bonita costumbre.

¿Por qué se comen tamales el Día de la Candelaria?
De acuerdo con la tradición católica, el día 2 de febrero pasaron exactamente 40 días después de Navidad y del nacimiento de Jesús, y fue cuando la Virgen María acudió a la iglesia para “ser purificada” después de haber dado a luz y después de su cuarentena para agradecer el nacimiento del niño Jesús.

Ese día, la Virgen María llevó candelas a la iglesia para que fueran bendecidas, como símbolo de la luz que el Niño Dios traería a la Tierra. Es aquí en donde surge el término ‘candelaria’.

Tras la gran riqueza de gastronomía mexicana, los tamales son uno de los platillos favoritos de los mexicanos, teniendo diversidad de sabores en cada uno de ellos; Los más aclamados son los preparados con hoja de maíz y rellenos de salsa verde, rajas, de dulce y de mole poblano.

Te puede interesar: Tamales: uno de los platillos favoritos de los mexicanos

¿Dónde encontrar los tamales más ricos de Puebla?

  1. Tamales gourmet La Candelaria
    Estos deliciosos tamales envueltos en hoja de maíz no han dudado en recomendarlos.
    Hay desde tamales de Nutella, de queso crema con zarzamora, de piña con coco, de limón, de rajas, mole, queso con epazote, rajas a la poblana con pollo, de picadillo, y muchos sabores más, con un costo que varía entre los 15 a 20 pesos por pieza.
    Ubicados en Bulevar Circunvalación número 1440, colonia Jardines de San Manuel
  2. Super Tamales de Puebla
    Nada como tradicionales tamales de mole, rajas, salsa verde y jarochos, agregando nuevos sabores como los tamales de tinga, pipián y salsa de chicharrón.
    Cuenta con una variedad de sabores de atoles que van desde fresa, nuez y chocolate, hasta el de cajeta, arroz con leche, guayaba y coco.
    Los precios van desde 15 hasta 25 pesos los tamales, y el litro de atole en 45 pesos.
    Ubicados en calle 20 Sur número 1703, de la colonia Azcárate, Puebla.
  3. Tamales y Atoles “Lupita” del Parián
    Ubicados en la calle 2 Oriente número 404 del Centro Histórico, cuentan con unos deliciosos tamales tradicionales como mole, rajas y salsa verde.
  4. Chocolate Mayordomo
    Ubicado en la Avenida Juárez número 2110, Colonia La Paz, su especialidad es el chocolate de Oaxaca, pero los “catadores” de tamales nos han recomendado hacer una parada obligada para probar el tamal oaxaqueño envuelto en hoja de plátano.
    Debido a la festividad del Día de La Candelaria ofrecen el paquete de 10 tamales, son cinco de mole oaxaqueño y cinco de chepil, que va envuelto en hoja de maíz, por un costo de 499 pesos. De regalo va un litro de chocolate de agua.
  5. Iglesia del Perpetuo Socorro
    Ubicado en la calle 27 Poniente número 121, Colonia El Carmen, con un horario de fines de semana
    No es que vendan los tamales en el templo, sin embargo, afuera de esta iglesia se coloca la señora Toñita con su bote de tamales canarios.
    Además de tamales dulces hechos al estilo de Xalapa, Veracruz. No usan la tradicional masa de maíz como en tradicionales, en este caso los elaboran con harina de arroz y los rellena con crema pastelera que son una verdadera delicia para el paladar.
Hot Sale Estrella Roja