Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que el diputado local Eduardo Alcántara Montiel cometió violencia política de género, la agraviada Erika de la Vega exigió un castigo ejemplar.

Además, denunció amenazas por parte del vicecoordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del estado, a quien responsabilizó de lo que le pase a ella y a su familia.

El 30 de marzo la Sala Regional Ciudad de México del TEPJF declaró que el panista Eduardo Alcántara cometió violencia política de género y hostigamiento sexual en contra de Erika de la Vega Gutiérrez.  

Tras esa sentencia, denunció que Alcántara Montiel y la exdirigente estatal del PAN y actual diputada federal Genoveva Huerta, se han burlado del caso.

La agraviada ofreció una conferencia de prensa en el centro de la ciudad de Puebla para denunciar que el diputado la ha amenazado, pues sus conocidos le han dicho que no se atreva a seguir.

Además, acusó que por su perfil psicológico, Alcántara Montiel puede ser capaz de cualquier cosa, por lo que pronto presentará un amparo a fin de obtener la protección de la justicia federal.

“Es un hecho que se va al registro de violentadores, por su perfil psicológico le está generando conflictos en la cabeza y podría ser capaz de cualquier cosa”, denunció junto a las activistas Socorro Quezada y Malinalli García.

Asimismo, Erika de la Vega dijo que la denuncia que interpuso en la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales está estancada, a pesar de que hace un año fue judicializada.

Incluso, acusó que Eduardo Alcántara presume tener contactos en las altas esferas, como la legisladora federal Genoveva Huerta.

Te invitamos a leer:

Bono Bus BUAP
Nancy Guerra

Nancy Guerra

Soy una joven aprendiz del periodismo. Me gusta la edición y la producción audiovisual. Fan del rock en español, la comida mexicana y los libros.