Daniel Lechuga, quien acudió a las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por unos estudios personales, se percató de que una persona adulta tenia dificultades para encontrar su cartilla dentro de su bolso.


Inmediatamente y sin pensarlo, le ofreció su ayuda aclarándole que solo tenia la intención de apoyarle y no de robarle. Haciendo alusión a que hoy en día muchas personas se aprovechan de los adultos mayores.

Posteriormente, el joven se ofreció a acompañarla a su cita correspondiente dándose cuenta de lo deficiente que es el seguro social y lo descortés que llega a ser el personal de la Salud.

Pero como toda historia que tiene un final feliz, en agradecimiento, la señora invitó a comer a Daniel, a lo que el joven aceptó y se ofreció a seguir acompañando a la señora a sus citas médicas sin importar el día que fuera ya que los hijos de la señora no le dirigen la palabra y no tiene a quien más acudir
Este noble gesto tiene un motivo detrás, Daniel menciona qué, si fuera su abuelita o su mamá, le gustaría que alguien las ayudará como él lo hizo.

También te puede interesar: Tiktoker revela cuánto costó ramo de cumpleaños de Beatriz Gutiérrez.

Bono Bus BUAP