El exfiscal Anticorrupción de Chihuahua, Francisco González Arredondo, había sido puesto en prisión preventiva y tras conocer el caso en el que fue acusado por el delito de tortura, un juez federal decidió modificar esa medida cautelar y ordenó su liberación inmediata.

Sus acusadores son dos excolaboradores de César Duarte Jáquez, ambos acusados ​​de peculado, es decir, utilizar fondos públicos para beneficio privado, uno de los cuales ya había recibido una sentencia.

La audiencia pública, que se llevó a cabo el 8 de marzo en el Centro de Justicia Penal Federal del Estado de Chihuahua, se llevó a cabo en respuesta a la decisión de un tribunal colegiado de que el caso era competencia del gobierno federal y no del gobierno local debido a la trascendencia del caso y la solicitud de atracción interpuesta por la FGR.

Ex fiscal anticorrupción de Chihuahua recupera su libertad

Medidas cautelares

El juez federal Vladimir Véjar Gómez, titular del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Chihuahua, ha invalidado este miércoles ese castigo y ha dictado nuevas medidas cautelares para el ex fiscal, como presentarse quincenalmente a firmar a un juzgado.

Además, determinó que González Arredondo deberá pagar una garantía de 100.000 pesos, entregar su pasaporte y visa estadounidense y no salir del país.

De igual forma, como una medida para garantizar la integridad de las víctimas tiene prohibido acercarse a ellas o la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, donde se inició el proceso penal en su contra.

Francisco González Arredondo fue liberado recientemente de la prisión estatal donde había estado detenido debido a las acusaciones de la Fiscalía de Chihuahua, dependencia bajo el control de la actual gobernadora del estado, Mara Eugenia Campos.

Además, se sabe que en el pasado fue acusada de presunta corrupción por parte del mismo González Arredondo en un caso denominado “La Nómina Secreta” porque se habrían utilizado fondos públicos para presuntos sobornos

Hot Sale Estrella Roja