La Secretaría de Gobernación, encabezada por Luisa María Alcalde Luján, informó sobre el descubrimiento de restos óseos en el interior de la mina Pasta de Conchos, donde se realizan labores de rescate desde hace varios años.

En una reunión virtual celebrada esta mañana, Alcalde Luján comunicó a las familias de los mineros atrapados hace 18 años que no había indicios de una explosión en el lugar.

Elizabeth Castillo Rábago, viuda de Gilberto Rico, uno de los 62 mineros que quedaron sepultados en febrero de 2006, confirmó la noticia.

Durante el encuentro también estuvieron presentes César Fuentes, representante del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, y Alejandro Salafranca, representante de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Castillo Rábago señaló que desde el fin de semana se había rumorado la localización de restos, pero los responsables de los trabajos lo negaron hasta hoy.

Expresó su frustración, mencionando que el expresidente Felipe Calderón nunca las recibió ni apoyó el rescate de sus seres queridos.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

En la reunión, Alcalde Luján detalló que se había abierto una especie de ventana en la mina, permitiendo al personal observar equipo de los mineros y restos humanos.

“Nada les costaba habernos dicho que encontraron algo y que no lo podían decir hasta que venga la fiscalía, así como ahora nos lo hizo saber la señora Luisa María Alcalde”, comentó Castillo Rábago.

Además, la viuda manifestó su deseo de hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador, argumentando que la falta de explosión sugiere que los mineros podrían haber tenido la esperanza de ser rescatados.

“Si no hubo explosión, se quedaron ellos con la esperanza de que Industrial Minera México los rescatara y malamente se fueron, como si no les importara la vida de nuestros maridos”, expresó con indignación y tristeza.

Castillo Rábago recordó que varias familias ya habían descartado la posibilidad de una explosión años atrás, basándose en observaciones directas.

“Ya lo sabíamos desde la primera vez que bajamos; bueno yo no, pero las compañeras sí bajaron y yo les cuidé, como dicen, las espaldas y desde ahí sabíamos que no había tal explosión, por eso nosotras insistimos que los rescataran”, añadió, rememorando los intentos fallidos de hablar con el expresidente Calderón.

Entre los objetos encontrados en la mina, se hallaron una bota completa, una botella y una máquina de herramienta. Este material fue extraído por los trabajadores de la CFE, pero las fotografías mostradas esta mañana revelaron que aún queda una máquina de herramienta en el lugar.

Las familias esperan entrevistarse con el presidente López Obrador este viernes, durante su gira de trabajo por la región carbonífera, con la esperanza de obtener más respuestas y avanzar en el rescate de los cuerpos de sus seres queridos.

TE PUEDE INTERESAR:

maleta estrella roja