En una conferencia de prensa llevada a cabo este jueves, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó categóricamente haberse burlado de los cinco jóvenes desaparecidos en Lagos de Moreno, Jalisco.

El mandatario rechazó las acusaciones que circularon en medios de comunicación y en redes sociales sobre un presunto chiste inapropiado durante la conferencia previa.

Afirma no haber escuchado sobre los jóvenes desaparecidos

López Obrador afirmó enérgicamente que las acusaciones en su contra eran parte de una “burda manipulación de un grupo de corruptos y sus voceros”.

Durante la rueda de prensa, el presidente aclaró que no escuchó los cuestionamientos de los periodistas sobre el tema de los jóvenes desaparecidos y, por lo tanto, no pudo haber respondido con un chiste inapropiado como se le atribuyó injustamente.

“Yo tengo principios, ideales y sentimientos, no puedo burlarme del dolor y la desgracia de los demás”, expresó López Obrador ante los medios presentes.

Añadió que los ataques en su contra provenían del bloque conservador, haciendo referencia específica a Xóchitl Gálvez, quien está buscando la candidatura presidencial por el Frente Amplio por México.

El presidente reiteró que no tiene motivo para disculparse, ya que considera que la acusación en su contra fue un invento destinado a desviar la atención de la lamentable situación de los jóvenes desaparecidos.

Mencionó que su gobierno está colaborando con las autoridades de Jalisco a través de la Secretaría de Seguridad, y señaló que será la Fiscalía General de la República (FGR) la que determinará si toma a su cargo la investigación que actualmente encabeza la fiscalía estatal.

La fiscalía continua investigando sobre los jóvenes desparecidos

Por su parte, la fiscalía de Jalisco ha comunicado que se encuentran en proceso de análisis de los restos óseos calcinados encontrados en el automóvil en el que viajaban algunos de los jóvenes desaparecidos, con el fin de confirmar su identidad.

La controversia en torno a esta situación ha generado un debate público acalorado, mientras que las autoridades continúan trabajando en esclarecer la desaparición de los jóvenes y en identificar los restos encontrados en el vehículo.

El presidente López Obrador enfrenta ahora la tarea de restaurar la confianza en su gobierno y responder a las críticas de sus opositores.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja