Banco Santander ha alertado sobre un reciente incidente de seguridad que ha comprometido la integridad de una base de datos alojada en uno de sus proveedores.

Este acceso no autorizado podría resultar en el robo de información de los clientes, lo que potencialmente facilitaría campañas de ‘vishing’ o ‘smishing’ por parte de ciberdelincuentes.

La entidad financiera ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre este suceso, resaltando que el acceso no autorizado afecta únicamente a sus operaciones en España, Chile y Uruguay.

Según declaraciones del director del Centro de Operaciones de Seguridad de BeDisruptive, Roberto Lara, los agentes maliciosos podrían haber explotado una vulnerabilidad en el proveedor de la base de datos para obtener información de clientes y ex empleados del grupo.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

Aunque no se han comprometido credenciales bancarias ni información transaccional, los clientes podrían enfrentarse a riesgos de fraude como el ‘vishing’ y el ‘smishing’.

Donde los estafadores se hacen pasar por representantes del banco para obtener datos confidenciales.

En respuesta a este incidente, Banco Santander está reforzando sus medidas de seguridad, que incluyen notificaciones a las víctimas.

Así como concienciación sobre ciberseguridad y la implementación de nuevos factores de autenticación en sus aplicaciones y sitios web.

Se recomienda a los clientes afectados que se pongan en contacto con Banco Santander y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Esto, para informar sobre cualquier actividad sospechosa y recibir orientación sobre cómo protegerse contra posibles riesgos derivados de este incidente de seguridad.

TE PUEDE INTERESAR:

Hot Sale Estrella Roja