El sábado 8 de junio, en la comunidad de Ahuatepec, municipio de Tlapa de Comonfort, Guerrero, un impresionante socavón de 10 metros de profundidad sorprendió a los habitantes de la región Montaña.

Con dimensiones de 10 metros de largo por 7.5 metros de ancho, este hundimiento generó alarma y movilizó a autoridades locales y de protección civil.

El comisario de Ahuatepec, David Ceballos Natalio, informó que el socavón se formó durante la noche, en un área destinada al cultivo de maíz.

Ante la emergencia, elementos de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil acudieron al lugar para acordonar la zona y brindar asistencia.

La preocupación se intensifica ante la incertidumbre sobre las causas del fenómeno. Según explicaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN), los socavones son manifestaciones de agrietamientos geológicos que se profundizan en el subsuelo.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

Este tipo de fenómenos se relacionan estrechamente con la erosión del terreno, siendo el agua la principal fuerza impulsora de este proceso.

El IPN señala que la tensión en el subsuelo, provocada por diversos factores como la extracción de recursos naturales o el corrimiento de tierra, puede desencadenar la formación de grietas que eventualmente originan socavones.

La estructura del subsuelo juega un papel crucial en este proceso, y su comprensión tridimensional ha sido fundamental para entender estos fenómenos.

Las autoridades locales están trabajando en la evaluación de riesgos y en la implementación de medidas preventivas para evitar accidentes adicionales.

Mientras tanto, los pobladores permanecen en alerta ante la posibilidad de nuevos hundimientos en la zona.

TE PUEDE INTERESAR:

Hot Sale Estrella Roja