FERIA DE PUEBLA
EMERGENCIAS 911
Posted inMonólogos de Ménade

Llegar y no incidir es como no llegar

Ganar espacios para mujeres y no incidir en la agenda de las mujeres es como no llegar
Hay pendientes en la Secretaría de Igualdad Sustantiva, como la creación del Consejo Consultivo de la SIS o de las Unidades de Género de las Normales de Puebla.

¿Cuántas legisladoras, presidentes municipales, gobernadoras, funcionarias hemos visto desfilar a lo largo de los años sin que hubieran hecho algo de verdadera trascendencia para las mujeres?

Hace algunos días escribía sobre Beatriz Paredes y por qué, a pesar de que la reconozco como una gran política mexicana, jamás votaría por ella. Por una razón bien sencilla, porque la trata de mujeres creció durante el tiempo que fue gobernadora de Tlaxcala.

Por eso, no le creo que ahora sí va “a buscar mecanismos” para abatir el problema. Tuvo la oportunidad de demostrarlo con hechos, ahora sus palabras me entran por un oído y me salen por el otro.

Ella es el ejemplo más claro que puedo poner con relación a mujeres que llegan a cargos sin intentar incidir en favor de todas.

Otro caso claro, es el paso de América Rosas por la Secretaría de Igualdad Sustantiva.

A la salida de Mónica Díaz de Rivera de este organismo para convertirse en titular de la Secretaría antes mencionada, el Consejo Consultivo del Instituto hizo una última publicación en redes sociales. En esta, daba a conocer el nombramiento de Catalina Aguilar Oropeza como Presidenta Interina, porque, claro, desapareció el Instituto.

Después de esto ya nunca se supo si se había echado a andar o no el Consejo Consultivo de la Secretaría de nueva creación. Tampoco comunicaron sobre las nuevas redes sociales.

O por lo menos yo no las encontré y miren que soy buena para buscar.

¿Será que existe pero no lo informaron?

Porque está complicado saber que una gallina puso un huevo si no se cacaraquea.

Aprovechando el viaje, sobra decir que todas las dependencias deben tener un Consejo Consultivo. ¿Están activos?

La Normales de Puebla y las Unidades de Género

Por Ley, todas las Universidades, incluídas las Normales de Puebla, deben contar con una Unidad de Género. La promoción de su creación corresponde a la Secretaría de Igualdad Sustantiva y a la Secretaría de Educación Pública. Por supuesto, luego de la turbulencia que ha vivido la SEP pudieramos creer que es lo que está frenando que las Unidades se echen a andar. No es justificación pero quiero encontrar una razón por la que no existen.

Lo que no puedo creer es que, en el caso del BINE, la rectora Norma Nava Ramírez, no haya visto ésto como uno de los primeros pendientes y como una tarea urgente.

América Rosas, fue la subsecretaria de Educación Superior antes de asumir la Secretaría de Igualdad Sustantiva, en ese momento estaba trabajando en este tema. Luego quién la sustituyó debió mandar la tarea al fondo de un cajón. Pero eso no es lo más delicado, sino que justamente a América, le correspondía dar seguimiento desde la dependencia que ahora encabeza y tampoco lo hizo.

En el caso del BINE, las alumnas han hecho “tendederos” con fotos de compañeros y profesores que las han agredido. Incluso, se manifestaron durante la ceremonia de última cátedra que se transmitió en FB Live en 2021.

Es cierto la rectora Nava no había asumido el cargo en ese momento, pero ya trabajaba ahí y seguro se enteró del tema. Ahora sí está al frente de la Normal, lleva cinco meses ocupando la rectoría y las cosas siguen igual.

Desde esa dependencia y en coordinación con la SEP, se debería estar conminando a las Universidades a cumplir con la integración del Protocolo de Atención de Género que, además, les exige la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y no se está haciendo.

¡Qué bonito sería conmemorar el día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo, con la noticia de que se retomaron estos temas!

Lo prefiero mil veces a que me regalen una rosa y que me digan que soy la creación más hermosa de Dios. Gracias.

Bono Bus BUAP
Itandehui Rodríguez

Itandehui Rodríguez

Poblana, tutora de Monólogos de Ménade, responsable de lo que dice y hace y no de lo que le inventa. Resiliente, en constante reinvención y en una relación.