ACTÚA, APOYA, DENUNCIA
728-x-906
Posted inOpinión

Un dilema es solo un político

Un dilema es solo un político tratando de salvar sus dos caras a la vez

Político, estimados lectores, les saludo con el gusto de siempre.

En la semana pasada en el análisis que hicimos del atípico cierre de año 2022 que vivimos.

Pero que se enlaza con un ritmo vertiginoso, con tempestades permanentes dentro del oficialismo, también dentro de la oposición.

Ambos curiosamente agravando su situación y sosteniendo en ambos bandos las crisis políticas.

Que hoy los tienen mal vistos por la ciudadanía, unos por un cambio que no lo fue y los otros por no saber vender una opción de país.

Resignados a un mediocre, les propongo regresar a lo malo, para salir de lo peor.

No es que peque de pesimista o lo quiera ser, prefiero que lo vean más como una expresión o análisis realista de la situación actual.

En todos los rubros, político, económica, social; ni se diga de seguridad.

Esta última agravada porque como lo hemos  visto desde el cierre del año, no solo la violencia e inseguridad han crecido, la impunidad se ve presente.

Pero lo más triste es que el poder judicial a nivel federal.

En especial nuestro máximo tribunal se encuentra afectado por la probada deshonestidad de una de sus integrantes.

Como lo es la aún ministra Yasmín Esquivel, que sin recato alguno sigue en el cargo, siendo ejemplo del cinismo social y político.

Además exhibiendo aquella mentira del hoy presidente López Obrador con su falsa promesa de sanear la vida pública.

Es claro que una vez más falló, ya que la cuestionada ministra fue propuesta por él e impulsada por su Partido en el Senado.

Pareciera que como se dice popularmente, al Presidente lo que no le queda chueco, le sale chipotudo.

Y esto no es una frase que traigo a colación por alguna animadversión personal contra el presidente.

Los integrantes de su autonombrada cuarta transformación, sino que es la realidad que afecta directamente al ciudadano.

¿cómo pensar que hay justicia?

Cuando el máximo órgano que imparte la misma, es vulnerado a los ojos de todos los ciudadanos en su credibilidad por una de sus integrantes, misma que AMLO propuso.

También tocamos el tema de que el presidente López Obrador se concentraría en proteger a toda costa a Claudia Sheinbaum.

Quien es destapada favorita además de Jefa de Gobierno en campaña adelantada, con el asunto de sus pifias en la conducción del gobierno de la Ciudad de México.

Decidió la respuesta fácil y la única que tiene para toda crisis que surja.

Disponer de la Guardia Nacional para cuidar el metro, que sufre un deterioro cada día más grave.

Pero que es preferible tartar de inventar una historia que apele a la ignorancia de la ciudadanía.

Para que esta sea silenciada o engañada con la presencia de la Guardia Nacional.

Que hasta hoy, solo se ha convertido en la nueva Guardia Pretoriana al servicio de la cuarta transformación.

Que no soluciona nada de lo que se le encarga, pero por lo menos simula que se está haciendo algo.

Sirve para ganar lo único que interesa en Palacio Nacional que es tiempo, mismo que se acaba día a día.

Sin duda el presidente está en un dilema y como diría quien fuera presidente estadounidense John A. Lincoln: un dilema, solo es un político tratando de salvar sus dos caras a la vez.

Pero en la Oposición también siguen inmersos en una crisis que los tiene débiles como  ante la ciudadanía.

No solo es como mencioné en párrafos más arriba una oferta devaluada a los ojos de los electores.

Sino que vemos una oferta política desconectada socialmente del potencial electorado al que tienen que apelar, si es que quieren competir para ganar en 2024.

No solo deben ganar en la SCJN las impugnaciones correspondientes en materia electoral para que las leyes aprobadas por Morena y aliados en el legislativo no solo vulneren el proceso.

Sino que paren definitivamente este intento oficialista de dinamitar la democracia en México y que se lo comuniquen eficientemente a la sociedad mexicana.

Porque recordemos que existe una sentencia clara pronunciada por Edward Kennedy:

Que dice “La Política es como las matemáticas: todo lo que no está correcto, esta mal”.

Es por eso que la oposición debe ganar en las instituciones las acciones que violentan en la democracia.

Esta claro que el oficialismo detesta lo que no entiende y en lo que sabe no puede ganar.

Pero lograr esas victorias en los tribunales no servirán de nada si no se socializan con el ciudadano que irá a votar.

Que sepa que alguien vio por el desde la trinchera que se opone al poder público.

Pero en este caso los dos partidos mayoritarios tiene el mismo detalle que la crisis que enfrenta el oficialismo con Yasmín Esquivel.

La cual es que Alejando Moreno y Marko Cortés han decidido reformar a modo los estatutos de sus partidos.

Para poder quedarse en sus dirigencias, violentando sus estatutos y militancias.

Difícil que el ciudadano pensante vea que el que los quiere defender de las triquiñuelas oficialistas, le haga lo mismo a sus correligionarios políticos.

Es así como estimados lectores llegamos a ver que necesitamos ser exigentes con nuestros políticos.

Tanto los que están en el poder, como los que están en la oposición.

No podemos tener una elección de criterio reducido a volver a un pasado defectuoso, para mal corregir un presente de fracaso y de vergüenza política.

Recordemos que en 2024 veremos una campaña difícil.

Con poca oferta política efectiva en las propuestas, veremos simpleza argumental, diatriba y más polarización.

Como dirían en mi pueblo, en alguien debe caber la cordura.

Y si no es en la clase política que nos gobierna o los opositores que aspiran a hacerlo.

Debe ser en nosotros los ciudadanos quienes tomemos el toro por los cuernos.

En la preservación de la democracia para así elegir un gobierno que represente y gobierne para todos.

Saludos estimados lectores, les deseo una excelente semana, les dejo mis redes sociales para sus comentarios y sugerencias:

Twitter: beto_aguisa

Facebook: Humberto Aguilar Sarao

Hot Sale Estrella Roja
Humberto Aguilar Sarao

Humberto Aguilar Sarao

Abogado, tepeaquense, analista político por elección y emprendedor, comprometido con Puebla.