La última confrontación entre los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se llevó a cabo este domingo en el marco del tercer y definitivo debate chilango.

En un ambiente cargado de tensión, los aspirantes abordaron temas críticos como seguridad, justicia y desarrollo inmobiliario urbano, desatando acalorados intercambios y acusaciones entre los contendientes.

La última confrontación entre los candidatos

Uno de los momentos más destacados fue el enfrentamiento entre Santiago Taboada, representante de la alianza PAN-PRI-PRD, y Salomón Chertorivski de Movimiento Ciudadano (MC).

Chertorivski lanzó una dura crítica hacia Taboada, instándolo a dejar de mentir respecto a las políticas de seguridad implementadas en la alcaldía de Benito Juárez.

A pesar del desafío directo, Taboada optó por el silencio, mientras que Clara Brugada, candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, aprovechó para destacar el trabajo de los policías capitalinos y prometer mejoras en sus condiciones laborales.

El debate también fue escenario de ataques entre Brugada y Taboada, quienes intercambiaron acusaciones sobre corrupción y gestión pública.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

La tensión alcanzó su punto máximo cuando Taboada acusó a Andrés Manuel López Obrador de ser el “fundador del desorden inmobiliario” en la capital, desatando una ola de críticas por parte de sus oponentes.

El encuentro, moderado por Luisa Cantú Ríos y Pedro Pablo Gamboa, evidenció las divergencias entre los candidatos respecto a la visión de ciudad que proponen, con Brugada destacando la importancia de construir una ciudad para el bienestar y la protección de los bienes colectivos, mientras que Taboada apuntaba a combatir la corrupción y el “cártel inmobiliario”.

Con la cuenta regresiva para las elecciones del 2 de junio, este último debate dejó al descubierto las estrategias y visiones de los candidatos en un intento por convencer al electorado capitalino.

TE PUEDE INTERESAR:

Hot Sale Estrella Roja