Estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) han expresado su descontento debido al cierre de puertas de acceso cercanas a bares y antro en el campus universitario.

La medida, adoptada por la institución con el objetivo aparente de desalentar la visita de alumnos a estos establecimientos nocturnos, ha generado controversia y críticas entre la comunidad estudiantil.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

El cierre de acceso que ha suscitado más polémica es la puerta número 3, ubicada en las proximidades de la Biblioteca Central de la BUAP.

Esta acción, que busca dificultar el acceso a los antros y bares de la zona, ha llevado a los estudiantes a realizar desvíos en sus rutas habituales.

Aumentando la distancia que deben recorrer para llegar a sus destinos, particularmente aquellos que utilizan el transporte público o caminan a sus hogares.

La decisión de cerrar estas puertas ha generado reacciones variadas entre la comunidad estudiantil.

Alumnos argumentan que las medidas que implementa la BUAP para que no vayan al antro son absurdas

Algunos estudiantes argumentan que la medida es injusta y que no deberían impedirse las salidas del campus, especialmente en momentos de lluvia que exponen a los alumnos a mojarse innecesariamente.

Aunque reconocen la preocupación de la universidad por la seguridad y bienestar de los estudiantes, consideran que debería haber alternativas que no afecten la movilidad de quienes cumplen con sus obligaciones académicas y necesitan utilizar estas puertas como acceso y salida rápidos.

El cierre de la puerta número 4, también vinculada a la Biblioteca Central, después de las 5-6 p. m. ha sido otro punto de descontento, ya que afecta a aquellos estudiantes que tienen clases largas o actividades en el campus en horarios vespertinos.

Los alumnos han sugerido que la universidad permita la salida por estas puertas, incluso si restringen el acceso durante ciertas horas.

BUAP no se ha pronunciado al respecto

La administración de la BUAP no ha emitido una declaración oficial en respuesta a estas quejas.

Se espera que se inicie un diálogo entre estudiantes y autoridades universitarias para abordar este tema

Además de encontrar soluciones que equilibren las preocupaciones de seguridad con la comodidad de los alumnos.

Mientras tanto, los estudiantes continúan expresando su frustración en las redes sociales y mediante quejas formales ante la universidad

Lo que subraya la importancia de un debate constructivo y una posible revisión de las políticas de cierre de puertas en el campus.

Te puede interesar:

Bono Bus BUAP