Los trabajadores del campo afirman que la nueva Política Agraria Común, con la reducción de las subvenciones, el aumento vertiginoso de los costes de producción y la competencia desleal de los países extracomunitarios a causa de los acuerdos de libre comercio, está acabando con su sector, por lo que agricultores europeos en protesta han salido a exigir que se mejores sus condiciones de trabajo.

Los bajos precios, el aumento de la complejidad normativa y administrativa, las prácticas comerciales desleales y el aumento de los riesgos han vuelto a poner de relieve la crisis profesional en la agricultura de la UE.

Miles de agricultores en protesta por todo Europa

En rueda de prensa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que presentará una propuesta, antes del próximo Consejo de Agricultura del 26 de febrero, para reducir las trabas administrativas del sector agrícola.

“Debemos defender los intereses legítimos de los agricultores en los acuerdos comerciales, en particular, para asegurar unas condiciones equitativas”, ha indicado la alemana recogiendo las reclamaciones de Francia contra el acuerdo de libre comercio con Mercosur, al que afea imponer condiciones más laxas a la producción al otro lado del Atlántico que en Europa.

La líder del Ejecutivo comunitario ha puesto en valor la resiliencia del sector agrícola europeo tras las últimas crisis como la pandemia o el alza de los precios de la energía.

“Pero quedan muchos desafíos: la tensión de los precios agrícolas o la competición de los mercados globales acarrea mucha incertidumbre”, aseguró la alemana. Por lo pronto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el primer ministro belga, Alexander de Croo, y el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, se reunieron con la agrupación de cooperativas europea, Copa-Cogeca en un diálogo en el que tratarán de dar respuesta a las demandas del campo europeo.

La presidenta de la Comisión Europea puso de relieve que la UE destina un tercio de su presupuesto total a la Política Agrícola Común, con una dotación de cerca de 390.000 millones de euros. Durante 2023 concedió unos 500 millones de euros de asistencia excepcional para ayudar a los productores más afectados por la crisis.

Agricultores europeos en protesta

Las marchas se han llevado a cabo en países como Alemania, Países Bajos, Polonia, Rumania y Francia.

La protestas que se están produciendo en varios países de Europa tendrán su reflejo también en España. Unión de Uniones ha convocado una tractorada en Madrid para el 21 de febrero que finalizará frente al Ministerio de Agricultura y a la que ha invitado también al resto de organizaciones agrarias.

Por su parte, el ministro español de Agricultura, Luis Planas, apostó este martes por fortalecer el diálogo con agricultores y ganaderos a escala comunitaria. «Debemos, a nivel europeo, fortalecer ese diálogo, porque es muy importante, no solo en la perspectiva de las elecciones europeas, como algunos plantean, sino de cara al futuro de la Política Agraria Común (PAC) y del sector primario». «Nunca es tarde si el trabajo se hace correctamente. Y yo creo que lo que quieren nuestros agricultores y ganaderos es que su voz sea escuchada. Y hay que escucharles», comentó.

BONOBUS