En 1973, Punxsutawney Phil deleitó a los espectadores con su ternura y los decepcionó al predecir seis semanas más de invierno.

El origen del Día de la Marmota nace en la tradición de los agricultores estadounidenses y canadienses que pronostica la llegada de la primavera. Hay muchos lugares con la misma tradición, pero el más famoso es un municipio en Pensilvania llamado Punxsutawney en el que cada 2 de febrero la marmota Phil sale de su madriguera.

Según la tradición, si Phil ve su sombra, habrá seis semanas más de invierno en Norteamérica. Si no la ve, porque esté nublado, la primavera llegará pronto.

“El día de la marmota se celebra en el Norte de América desde hace más de 100 años”

Este evento es muy importante para la población de campesinos en general, ya que gracias a esos roedores, podían saber si ya era el momento correcto para retomar sus actividades agrícolas. Esa es la razón por la que el día de la marmota se relaciona con el cambio.

Marmotas de Norte América

El Día de la Marmota tiene orígenes religiosos ya que  comenzó con el Día de la Candelaria, hace cientos de años en Europa donde los sacerdotes bendecían velas y las repartían. 

Los que participaban tenían la creencia de que si el cielo estaba despejado ese día, el invierno sería largo. Los romanos llevaron la tradición a los alemanes, quienes concluyeron que si el sol aparecía ese día, un tejón podría ver su sombra y eso indicaría que habría seis semanas más de frío, o un “segundo invierno”.

“En Europa, la mascota era un tejón y no una marmota, pero el animal se cambió y se eligió la marmota porque los tejones no son nativos del este de América del Norte”.