La ciencia será mejor cuantas más mujeres y niñas participen en ella.

Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia Foto: UN Woman

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia surge a partir de las brechas de género que históricamente han existido en las denominadas carreras que refieren a ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas o por sus siglas en inglés SETEM.

Desde el inicio de la historia, las mujeres han formado parte de la ciencia y la tecnología y su contribución ha sido clave para el progreso de estas disciplinas.
Sin embargo, en la mayoría de los casos, sus logros y descubrimientos han sido sistemáticamente ignorados o publicados como anónimos y ellas rara vez han recibido el reconocimiento que merecían.

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia pretende conectar a la comunidad internacional con las mujeres y las niñas en la ciencia, reforzando los lazos entre la ciencia, la política y la sociedad para buscar estrategias orientadas a mejorar el futuro de estas.

“Las mujeres deben saber que tienen un lugar en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas y que tienen derecho a participar en el progreso científico”. Audrey Azoulay, Directora General de la Unesco

Es necesario difundir más esta fecha para sumar al trabajo que hoy en día se hace respecto al fomento de la equidad de género e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres; se requiere de enseñar más a las niñas para que pueden decidir estudiar cualquier carrera.

En términos de igualdad, falta mucho por trabajar en las áreas STEM para romper con lo que se ha arraigado a lo largo de la historia respecto al poco reconocimiento a los aportes de mujeres científicas, lo que se refleja en que solamente el 3 % de los premios Nobel otorgados a la fecha han correspondido a mujeres.

De las pocas científicas que han sido galardonadas con premios Nobel o que se han incluido en los libros de texto, como Marie Curie o Rosalind Franklin, existen decenas de físicas, químicas, matemáticas, biólogas e informáticas que han caído en el olvido. A día de hoy, las carreras científicas siguen estando protagonizadas por los hombres y la brecha de genero presente en este ámbito se mantiene.

“Todavía hoy, en el siglo XXI, las mujeres y las niñas son marginadas en la esfera científica debido a su sexo” Audrey Azoulay

Para lograr esto será necesario educar en la igualdad, animar a las mujeres a apostar por carreras STEM, mejorar las posibilidades de conciliación familiar, aminorar las barreras que aparecen en el terreno laboral y reconocer y visibilizar el trabajo de las científicas y tecnólogas. Solo así se podrán revertir los datos y paliar la brecha de género que existe en la actualidad.

Bono Bus BUAP