El accidente aéreo que se registró en Nepal es el más grave de la última década al fallecer por lo menos 68 personas de las 72 que viajaban en un avión. Este pertenecía a la compañía Yeti Airlines, se accidentó tras despegar de la capital de Nepal, Katmandú, con destino Pokhara. 

Tras los hechos portavoces de Nepal en su primer informe revelaron que en el accidente, por lo menos habrían muerto 40 pasajeros, sin embargo no han querido revelar el total de las víctimas debido a que siguen las labores de rescate y retiro de los restos de la aeronave. 

Uno de los voceros de la policía AK Chhetr reveló que 31 cuerpos han sido llevados a los hospitales, añadiéndose a los 36 cuerpos encontrados en el barranco en el que el avión impactó.

Entre lo pasajeros se encontraba un 10 extranjeros, cinco indios, cuatro rusos, un irlandés y dos surcoreanos, los 62 restantes son de origen nepalí. 

Este tipo de incidentes han ocasionado que las aerolíneas sean sancionadas de manera internacional por la falta de controles, sin embargo en la Unión Europea se han vetado los vuelos nepalíes desde 2013.

No es el primer accidente aéreo de Yeti Airlines

Yeti Airlines es una aerolínea con sede en Nepal que ha experimentado varios problemas a lo largo de los años. Algunos de estos problemas incluyen:

  1. Accidentes aéreos: Yeti Airlines ha experimentado varios accidentes aéreos a lo largo de los años, lo que ha generado preocupación entre los pasajeros y la industria de la aviación en general. En 2010, un avión de Yeti Airlines se estrelló cerca de la ciudad de Lukla, matando a 14 personas.
  2. Fallos en el servicio al cliente: Los pasajeros han informado de problemas con el servicio al cliente de Yeti Airlines, incluyendo retrasos en los vuelos, cancelaciones y problemas para hacer reservas o cambios en los itinerarios.
  3. Problemas de seguridad: Ha habido informes de problemas de seguridad en los aviones de Yeti Airlines, incluyendo cuestiones relacionadas con el mantenimiento y la seguridad de los pasajeros durante el vuelo.
  4. Problemas financieros: Yeti Airlines ha tenido dificultades financieras en el pasado, lo que ha llevado a retrasos en los pagos y a la cancelación de vuelos. En 2020, la aerolínea anunció que suspendería sus operaciones debido a la pandemia de COVID-19.

En general, Yeti Airlines ha tenido una serie de problemas que han afectado su reputación y su capacidad para ofrecer un servicio de calidad a sus clientes. A pesar de estos desafíos, la aerolínea sigue operando y tratando de mejorar su rendimiento y la satisfacción del cliente.

Hot Sale Estrella Roja