En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, conmemorado cada 1 de diciembre desde 1988, la atención global se centra en la importancia de combatir el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) y concientizar sobre la realidad de esta enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

El VIH es un virus que compromete el sistema inmunológico, debilitando las defensas naturales del cuerpo y, si no se trata, puede evolucionar hacia el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Luchando contra el sida

Cuando una persona contrae el VIH, el virus ataca las células inmunitarias, dejándola vulnerable a diversas infecciones y, en última instancia, al SIDA.

La fase avanzada del VIH, el SIDA, puede manifestarse después de varios años sin tratamiento, dando lugar a complicaciones graves como ciertos tipos de cáncer y otras manifestaciones clínicas crónicas.

Es esencial destacar que el VIH se transmite a través de ciertos líquidos corporales, como:

  • sangr
  • leche materna
  • semen
  • secreciones vaginales
  • compartir agujas
  • otros implementos para la inyección de drogas.

Desmintiendo mitos

Sin embargo, no se contagia mediante gestos cotidianos como besos, abrazos o el intercambio de objetos personales.

Aunque aún no existe una cura definitiva para el VIH, el acceso temprano al tratamiento antirretroviral (TAR) y su aplicación constante son fundamentales para controlar la carga vírica y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Aquellos que reciben tratamiento adecuado tienen la capacidad de suprimir la carga viral, reduciendo significativamente el riesgo de transmisión a sus parejas.

Según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), en 2020, 37.7 millones de personas vivían con el VIH en todo el mundo, con 1.5 millones de nuevas infecciones y 680 mil fallecimientos relacionados con el SIDA durante ese año.

En México, según el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Censida) de la Secretaría de Salud, aproximadamente 270 mil personas viven con VIH, de las cuales cerca del 70 por ciento conoce su diagnóstico y el 60 por ciento está bajo tratamiento.

El lema de la campaña de este año, liderada por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y ONUSIDA, es “Pon fin a las desigualdades. Pon fin al Sida. Pon fin a las pandemias”.

La campaña busca destacar la importancia del acceso equitativo a servicios de salud y combatir el estigma y la discriminación hacia las personas afectadas.

En este día de concientización, se insta a la prevención mediante prácticas seguras, como el uso correcto de condones y la no compartición de agujas.

Además, se subraya la importancia de eliminar el estigma y la discriminación, garantizando los derechos humanos y la libertad de quienes viven con VIH.

Para aquellos que experimentan síntomas similares a los de la influenza y han tenido exposición al virus, se recomienda acudir a un Centro de Salud para realizar una prueba, que es segura y gratuita en todo el territorio nacional.

La detección temprana y el acceso a servicios de salud son claves en la lucha continua contra el VIH/SIDA.

TE PUEDE INTERESAR:

Bono Bus BUAP