Una impresionante tormenta solar desató un espectáculo único en el cielo nocturno el pasado 10 de mayo, con auroras boreales visibles desde diversas partes del mundo.

Desde Tierra del Fuego en Argentina hasta Brandeburgo en Alemania, pasando por la Antártida y Nueva Zelanda, observadores fueron testigos de este fenómeno astronómico.

Esta manifestación celeste, prevista para continuar durante todo el fin de semana, coincide con el pico de actividad solar de su ciclo de 11 años.

Las luces danzantes en el firmamento no solo han dejado a los espectadores maravillados, sino que también han recordado eventos históricos como el famoso “evento de Carrington” en 1859, que interrumpió las redes de telégrafo en Estados Unidos y llevó las auroras boreales a latitudes inusuales, incluso iluminando el cielo en América Central.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

Italia, España y el Reino Unido también se sumaron a la lista de lugares desde donde se avistaron estas auroras, dejando a los habitantes atónitos ante la magnificencia del cosmos.

Este fenómeno destaca la importancia de comprender y monitorear la actividad solar para prever y mitigar posibles impactos en nuestras tecnologías y sistemas de comunicación.

Las redes sociales se inundaron de imágenes compartidas por entusiastas de este fenómeno celestial, demostrando una vez más cómo la naturaleza puede inspirar asombro y admiración en todo el mundo.

TE PUEDE INTERESAR:

Hot Sale Estrella Roja