Un grupo de caimanes quedan congelados, y es que la reciente ola de clima frío en Estados Unidos está exponiendo la habilidad que tienen estos reptiles para sobrevivir y lidiar con las extremas temperaturas.

Y es que a través de redes sociales se han mostrado imágenes en las que se aprecia a un grupo de caimanes que quedaron congelados en un páutanos de Carolina del Norte, en donde las temperaturas del agua marcaban -12º.

Fue en The Swamp Park, un popular destino turístico cerca de Ocean Isle Beach.

Caimanes quedan congelados

El Centro Swamp Park Outdoor Adventure, Carolina del Norte, publicó en sus redes sociales unos inquietantes videos en los que se puede ver a caimanes suspendidos en estanques congelados, con la punta de sus hocicos sobresaliendo del hielo.

El parque cuenta con 12 caimanes que, de acuerdo con evaluaciones de funcionarios estatales de vida silvestre, no pueden volver a vivir en la naturaleza porque han sido alimentados por seres humanos, dijo el gerente general George Howard.

¿Cómo sobrevivieron los reptiles?

Pese a que no están acostumbrados a las temperaturas frías, los caimanes entraron a un brumación, un estado en el que los reptiles disminuyen drásticamente la actividad del organismo en condiciones de frío y, tanto el ritmo cardiaco como su respiración, se ralentizan.

De esta manera, los cuerpos de los caimanes están suspendidos bajo el agua, pero sus narices no.

Durante el estado de brumación, los caimanes sacan sus narices fuera del agua para poder respirar.

El fenómeno no solo se reportó en Ocean Isle Beach, Carolina del Norte, sino también en Gator Country, en Beaumont, Texas.

Gator Country, en Beaumont, Texas, publicó también un video en el que se muestra a uno de los caimanes del lugar con el hocico fuera del hielo: “Miren esto. Pueden ver todo el cuerpo del caimán, pero lo más importante, miren su hocico. Ha mantenido el hocico fuera para que pueda recibir oxígeno y pueda respirar”, dijo Gary Saurage.

BONOBUS