En medio de las investigaciones para determinar las causas de la desaparición del submarino Titán, diversas personalidades han compartido sus experiencias relacionadas con el servicio proporcionado por la compañía Ocean Gate

Entre ellas se encuentra Mike Relss, reconocido productor de la popular serie animada Los Simpson.

A través de su cuenta de Twitter, Relss expresó su vivencia en las expediciones marinas que realizó a bordo del submarino desaparecido en hasta tres ocasiones.

Únete a nuestro canal de Telegram: DA CLICK AQUÍ

Pensaba que ya no volvería a la superficie

Durante una conversación con BBC Breakfast el 19 de junio, el productor comentó:

“Si está abajo en la parte inferior, no sé cómo alguien va a ser capaz de acceder a él, y mucho menos traerlo de nuevo”.

Además, añadió que siempre tuvo presente la posibilidad de que no lograra descender nuevamente:

“Me subí al submarino y en el fondo de mi mente estaba ‘bueno, puede que nunca me baje de esto’, eso siempre está contigo”.

No obstante, Relss enfatizó que su percepción no implica que el submarino sea de mala calidad, sino que se trata de una tecnología en constante desarrollo.

Haciendo referencia a los primeros días del programa espacial y de la aviación, mencionó que es natural cometer errores en el camino para aprender.

En una entrevista con CNN, reveló que Ocean Gate siempre deja constancia del alto riesgo de las expediciones, obligando a los participantes a firmar un documento en el que se menciona la palabra “muerte” tres veces en la primera página del contrato.

Además, la empresa se exime de cualquier responsabilidad en caso de accidente.

El reconocido guionista y productor recordó un incidente durante una de sus expediciones en el Titán: “Cuando llegamos al fondo, la brújula dejó de funcionar de inmediato y simplemente se giró. Tuvimos que estar luchando a ciegas en el fondo del océano, sabiendo que el Titanic estaba en algún lugar ahí abajo”.

A pesar de las dificultades, finalmente lograron localizar el famoso naufragio después de 90 minutos de búsqueda en la oscuridad.

Trágicamente, la comunicación con el submarino Titán se perdió el domingo pasado durante su descenso hacia las ruinas del Titanic, ubicadas a casi 4 mil metros de profundidad en el Atlántico Norte.

La Guardia Costera de Estados Unidos confirmó el jueves por la tarde la muerte de los tripulantes a causa de una implosión catastrófica.

Entre los fallecidos se encontraban Hamish Harding, empresario; Shahzada Dawood y su hijo Suleman, ambos de nacionalidad paquistaní; Paul-Henry Nargeolet, explorador francés; y Stockton Rush, CEO de Ocean Gate.

Las investigaciones sobre las circunstancias exactas de la desaparición del submarino Titán continúan, mientras la comunidad internacional se mantiene atenta a los avances de este trágico suceso que ha conmocionado a la industria de la exploración submarina.

Hot Sale Estrella Roja