El Gobierno estadounidense pidió a la casa matriz de TikTok, el grupo chino ByteDance, vender su participación en la aplicación, so pena de prohibirla en Estados Unidos, según un artículo publicado el miércoles por el diario ‘Wall Street Journal’ y el ‘New York Times’.

La presión contra la plataforma de videos cortos aumenta desde hace años en Estados Unidos, donde es percibida como un peligro para la seguridad nacional por parte de varios congresistas al pertenecer a un grupo empresarial chino.

about:blank

El derribo de un globo chino en febrero, señalado de ser un artefacto espía, hizo que resurgieran los esfuerzos parlamentarios por vetar la aplicación, acusada de dar acceso a Pekín a los datos de los usuarios de todo el mundo, lo que TikTok niega.

De acuerdo con las fuentes de los medios estadounidense, el ultimátum de la Casa Blanca viene del Comité para la Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), una agencia del gobierno a cargo de evaluar los riesgos de toda inversión extranjera para la seguridad nacional”

La red social, que cuenta con más de mil millones de usuarios en todo el mundo, ha hecho muchos esfuerzos para tranquilizar a los políticos y al público sobre su integridad, contaba con la agencia federal para encontrar un compromiso.

“La forma más rápida y más eficaz de responder a estas inquietudes (…) es que el CFIUS adopte el acuerdo propuesto sobre el cual trabajamos con ellos desde hace cerca de dos años”, afirmó un portavoz de TikTok a fin de febrero.

El portavoz reaccionaba con esto a la discusión de un proyecto de ley de los republicanos que daría autoridad al presidente Joe Biden para vetar completamente a TikTok.

Las repercuciones del veto a Tiktok

Los países vetan el uso de TikTok en los ámbitos gubernamentales con el objetivo de proteger los datos de sus usuarios y usuarias ante el gobierno de China.

En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, la administración tiene serias dudas acerca de cómo protege los datos la compañía china de sus más de 100 millones de usuarios y usuarias.

A pesar de que la compañía china ha negado en reiteradas ocasiones que comparta datos con el gobierno chino, alegando que los datos no se almacenan en el país asiático, Estados Unidos está presionando a ByteDance para que venda sus acciones cuanto antes ante el estancamiento de las negociaciones desde el pasado mes de diciembre.

Según recoge The Wall Street Journal, el 60% de las acciones de la compañía pertenecen a inversores globales, un 20 por ciento a sus empleados y otro 20 por ciento a sus fundadores. De esta manera, el gobierno de Estados Unidos pretende que la compañía distribuya sus acciones con el objetivo de que la compañía muestre una mayor transparencia de sus movimientos.

Mientras tanto, el nuevo director ejecutivo de la compañía, Shou Zi Chew, está llamado a testificar la próxima semana ante un comité del Congreso de Estados Unidos para responder preguntas sobre sus operaciones y su relación con el gobierno chino.

También te puede interesar: Datos relevantes de los mercados para el 16 de marzo.

Hot Sale Estrella Roja
Morta Mora

Morta Mora

Estudió filosofía y letras , amante de las novelas y los libros de ciencia ficción. Desde la Universidad ha participado en la redacción de diversos artículos de índole académica. A través de esa...