En un acto solidario que refleja la hermandad entre ciudades mexicanas, la taquería Don Rey de Ciudad de México ha vuelto a Acapulco para regalar tacos y tortas a los afectados por el reciente paso del huracán Otis.

La taquería, que ya había brindado ayuda tras el huracán, decidió regresar ante la devastación que dejó a la ciudad sin alimentos y con infraestructuras dañadas.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La iniciativa, encabezada por el gerente Enrique Juárez, consistió en ofrecer una impresionante cantidad de una tonelada de carne, suficiente para preparar alrededor de siete mil órdenes.

La taquería se instaló en la glorieta de La Diana, donde se formó una larga fila de residentes locales, incluyendo trabajadores del Ayuntamiento, militares y policías de la Guardia Nacional que brindan seguridad en la zona.

En declaraciones, Juárez explicó el motivo detrás de su generosa ayuda: “Ver todo y cómo se encuentra el puerto, todo destruido, todo devastado, eso es lo que nos movió.

Tener amigos y personas que nos decían que no habían comido a veces o no tenían un taco caliente en su mesa”.

Añadió que es el momento de contribuir para que Acapulco pueda recuperarse y volver a su esplendor.

En promedio, se entregaron alrededor de cinco tacos por persona, y algunos trabajadores indicaron que parte de las órdenes serían llevadas a colonias cercanas a la glorieta de La Diana, así como a otras áreas que habían solicitado la ayuda de la taquería.

Esta es la segunda vez que Don Rey se moviliza para ayudar a la comunidad de Acapulco, demostrando la importancia de la solidaridad en tiempos de crisis.

TE PUEDE INTERESAR:

Bono Bus BUAP