Por primera vez en más de 150 años de registros meteorológicos fueron reportadas lluvias heladas en China, en el oeste de Shanghai, un hecho que preocupa tanto a las autoridades como a especialistas ambientales, pues señalan que este tipo de temperaturas suelen ser anormales para estas fechas.

Varios edificios de la zona occidental de Shanghai terminaron cubiertos de nieve y hielo, como es el caso de la Torre Shanghai, en Pudong.

Lluvias heladas en China

Las nevadas, la lluvia helada, los fuertes vientos, la niebla y las tormentas de arena se extienden por una vasta zona del centro y el este de China, y se esperan intensas olas de frío y condiciones meteorológicas extremas en muchos lugares.

El miércoles, el Centro Meteorológico Nacional de China (NMC), la máxima autoridad meteorológica de China, renovó la alerta naranja, el segundo nivel más alto en la escala de clima extremo, por una ola de frío que golpea las regiones central y oriental del país.

Una de las ciudades afectadas fue Shangai, donde la temperatura es de un grado pero la sensación térmica es de menos ceros, lo cual genera lluvias moderadas y nevadas que congelan hasta las torres más imponentes del país asiático.

Alerta a los habitantes 

El Centro Meteorológico Nacional informó en su cuenta oficial de que la región noroccidental de Xinjiang y las provincias del noreste, el norte y el centro del país han registrado nevadas y heladas.

Cabe destacar que además de la nieve, el país se enfrenta a una drástica caída de las temperaturas que se seguirán prolongando durante los próximos días.

El organismo climatológico también recomendó a los gobiernos locales y a industrias como la agricultura y la ganadería que tomen medidas de precaución contra las heladas para mitigar las pérdidas.

El director del Instituto de Asuntos Públicos y Ambientales de Guizhou, con sede en Beijing, dijo al Global Times el miércoles que la lluvia helada es un fenómeno meteorológico relativamente inusual que plantea mayores riesgos para la infraestructura. El fenómeno ocurrió en la provincia de Guizhou en el pasado, pero este año afectó a más regiones.