Varios usuarios de internet registraron el momento en el que el cielo se llenó de luces en el terremoto en algunas regiones de Turquía. Esto sucedió antes del primer sismo sufrido el pasado 5 de febrero y que ha costado la vida de más de 5 mil personas.

Aunque el epicentro del seísmo se halla en Pazarcik en la provincia de Kahramanmaras, a 600 kilómetros de Ankara (la capital de Turquía). El temblor pudo sentirse en otros 14 países, entre ellos Israel, Líbano o Egipto.

Segundos antes de que el sismo se produjera, pudieron verse en el cielo unas luces en el terremoto muy parecidas a las auroras boreales. No es la primera vez que ocurre, las redes sociales están llenas de este tipo de vídeos que han registrado el extraño del fenómeno.

Pero, ¿qué son esas luces y por qué aparecen?

Luces en el terremoto de Turquía, ¿por qué aparecieron?

Aun no se sabe con exactitud el origen de las llamadas luces de terremoto (EQL, por sus siglas en inglés). Se trata de un fenómeno en el que aparecen luces en el cielo justo en el momento del terremoto. 

El maestro Juan Esteban Hernández, del Instituto de Geofísica de la UNAM, explica que estas luces pueden originarse por dos motivos:

“La primera se produce cuando, en el momento del sismo. Las oscilaciones provocan cortocircuitos sobre ciertos transformadores o cables de luz generando chispas y connatos de incendios muy locales”, indica el experto.

“La segunda fuente son las luces de terremoto, cuya existencia es controversial para algunos investigadores, pero otros han buscado explicarlas. Algo que hoy se sabe es que estas EQL son resultado de la interacción de las cargas eléctricas que hay en el subsuelo. Además se sabe que siempre están presentes gracias a la composición mineral de éste”.

¿El suelo qué tiene que ver con esto?

El suelo está compuesto por distintos materiales, en algunos lugares existen las rocas ígneas (cuyo origen es el enfriamiento del magma). Estas rocas tienen un contenido muy rico en minerales y se prestan a la combinación eléctrica, según explica la UNAM.

Hernández Quintero, que también es jefe del Servicio Magnético de la UNAM, señala que a veces, sin necesidad de que se haya producido un terremoto, las cargas eléctricas se acumulan y distribuyen por el subsuelo.

“Sin embargo, este tipo de fenómeno eléctrico a veces toma un giro diferente cuando estas cargas eléctricas se acumulan en gran volumen hasta alcanzar una masa crítica. Ésta, al combinarse con un movimiento repentino (como podrían ser las ondas superficiales de un sismo, una agitación del suelo por un deslave abrupto o algún otro tipo de colisión), provoca que las cargas responsables de la corriente eléctrica se sacudan y liberen su energía en forma de luz.

Indica la UNAM

México envía ayuda a Turquía

La Cruz Roja Mexicana ha enviado ya a binomios que apoyarán en la búsqueda y rescate de víctimas de la tragedia.

Si quieres conocer más información, puedes leerla aquí:

Bono Bus BUAP
Itandehui Rodríguez Martínez

Itandehui Rodríguez Martínez

Poblana, tutora de Monólogos de Ménade, responsable de lo que dice y hace y no de lo que le inventa. Resiliente, en constante reinvención y en una relación.