Durante las primeras horas del 13 de junio de 2024, temblores de baja magnitud movieron a México que. Estos eventos sísmicos, de magnitudes variadas, fueron reportados por el Servicio Sismológico Nacional y han generado preocupación entre la población.

El sismo más significativo ocurrió a las 04:26:33, con una magnitud de 4.1, localizado 110 km al sur de San Pedro Pochutla, Oaxaca, con una profundidad de 10 km.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

Este movimiento telúrico fue uno de los más fuertes de la serie y fue sentido en varias localidades cercanas.

A continuación, se detallan otros sismos registrados en la madrugada del 13 de junio:

  • A las 04:44:40, un sismo de magnitud 3.6 se registró 4 km al sureste de San Marcos, Guerrero, con una profundidad de 3.3 km.
  • A las 04:29:10, un sismo de magnitud 3.7 se ubicó 62 km al este de Crucecita, Oaxaca, a una profundidad de 19.8 km.
  • A las 04:12:54, un sismo de magnitud 3.7 ocurrió 87 km al noreste de Loreto, Baja California Sur, con una profundidad de 10.8 km.
  • A las 03:47:18, un sismo de magnitud 3.8 se registró 131 km al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, a una profundidad de 13.6 km.
  • A las 03:28:21, un sismo de magnitud 4.0 se localizó 73 km al suroeste de Las Choapas, Veracruz, a una profundidad de 150.7 km.
  • A las 03:07:07, un sismo de magnitud 3.5 se reportó 109 km al suroeste de Puerto Escondido, Oaxaca, con una profundidad de 10 km.

Además, se registraron otros sismos de menor magnitud en estados como Oaxaca, Veracruz, Baja California Sur, Chiapas, Guerrero, y Jalisco.

Todos estos eventos ocurrieron en un lapso de pocas horas, lo que ha generado una serie de réplicas y movimientos telúricos continuos.

Temblores de baja magnitud mueven a México

Las autoridades han instado a la población a mantenerse alerta y seguir las recomendaciones de protección civil, especialmente en zonas con alta actividad sísmica.

Los especialistas continúan monitoreando la situación y analizando los datos para entender mejor esta serie de movimientos sísmicos.

La comunidad científica destaca la importancia de estar preparados y recordar que México es una región sísmicamente activa, por lo que este tipo de eventos son comunes.

Se recomienda a la población mantenerse informada a través de fuentes oficiales y estar preparada para posibles réplicas.

Las autoridades locales y nacionales están trabajando para asegurar la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos.

TE PUEDE INTERESAR:

maleta estrella roja