El aura de Noel Gallagher, emblemático fan del Manchester City, envolvió el Craven Cottage mientras el equipo de Pep Guardiola desataba su furia futbolística, derrotando al Fulham con un contundente 4-0.

Raúl Jiménez, relegado al banquillo, fue testigo de una exhibición imparable por parte de los Citizens, quienes consolidaron su liderazgo en la Premier League.

Manchester City arrasa 4-0 en Craven Cottage

El partido comenzó con destellos de esperanza para el Fulham, que dominó la posesión inicialmente, pero no logró convertirla en oportunidades concretas.

Pronto, el Manchester City tomó el control y demostró su superioridad en el terreno de juego.

Gvardiol brilló con un doblete, respaldado por los goles de Phil Foden y Julián Álvarez, sellando una victoria indiscutible.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP

Noel Gallagher, omnipresente en la grada, celebró con pasión el triunfo de su equipo, pero destacó al optar por una celebración distinta al resto, contemplando el campo en silencio.

Mientras tanto, el Fulham, con Raúl Jiménez en el banquillo, no pudo hacer frente al vendaval ofensivo del Manchester City.

Con este resultado, el Manchester City asume el liderato de la liga y ejerce presión sobre el Arsenal, quien necesita una victoria en su próximo encuentro para mantener vivas sus esperanzas de título.

Para Raúl Jiménez y el Fulham, la derrota representa un revés en su lucha por mantenerse en la competición a un nivel competitivo.

TE PUEDE INTERESAR:

Hot Sale Estrella Roja